"¡Atendemos a domicilio!"
¡Llámenos ahora! 3030-3073

Nuestra Filosofía

Hace aproximadamente 10 años John Hooi tuvo una idea sencilla y el deseo de hacer la diferencia.  Se preguntaba, por qué padres de familia debían modificar sus añorados días de descanso y vida en familia, para llevar a sus hijos hasta el otro lado de la ciudad y  ponerlos, junto con otros niños, en un aula a recibir clases extras, cuando desde el principio la experiencia en las aulas,  era la raíz del problema de sus hijos.  John se preguntó:

  • ¿Qué tal si un tutor pudiese ir directamente hasta el hogar de ese niño para dar la tan necesaria tutoría, en lugar de exigirle a los padres fungir como choferes para sus hijos, fragmentando así a la familia, que de por si tenía poco tiempo para compartir como tal?
  • ¿Qué tal si la disponibilidad del tutor fuera absoluta, permitiendo así a la familia acomodar dichas tutorías en horas que no interrumpieran los momentos familiares?
  • ¿Qué tal si el niño, urgido por esa ayuda adicional, pudiese recibir ésta de forma individual y exclusiva, en lugar de tener que compartir el tiempo destinado a dicha actividad con otros alumnos?
  • ¿Qué tal si el tutor pudiese desarrollar un programa exclusivo y amoldado a las necesidades de cada niño, basando éste en las tareas y programa de estudio de la institución a la que acude el estudiante, en lugar de recargar aún más a ese niño con ejercicios estandarizados sacados de libros de texto?

Todas estas preguntas y otras se fueron respondiendo eventualmente durante el desarrollo del programa Tutor Doctor.  La visión del programa Tutor Doctor, ha ido tomando forma durante los últimos 10 años.  En el año 2003, la compañía decidió abrir franquicias con la idea de expandir el impacto de la compañía, y llenar las demandas de un mercado global.   Ahora estamos muy motivados de brindar nuestro servicio en Guatemala y poder contribuir al desarrollo educativo del país.